sábado, 26 de mayo de 2012

ADIOS HIJO... ADIOS


 
En Libertad Digital:
 
 
 
LOS SILBIDOS NO SONARON EN TVE

Atronadora pitada a una versión mínima del himno



¿Ya se han largados a sus respectivas naciones? ¡Pobres naciones que dan tantos hijos malhechores! ¿Ya han guardado hasta nueva ocasión sus disfraces, antiguallas de un carnaval malévolo y cutre? ¿Ya se han divertido en España a costa de los españoles, su himno, su bandera, sus sentimientos, sus afectos,  su dignidad? Pues iros y no volved. Y de hacerlo, sea cuando vuestros carcas maestros,  vuestros hipócritas políticos, vuestros xenófobos padres os enseñen algo de cultura y un poco de historia; un mucho de educación, y una barbaridad de respeto.
¿Qué ha de extrañar en este país rehecho a imagen y semejanza de la alta alcurnia? Ejemplo ante la ETA, ejemplo ante los separatistas, ejemplo ante el 11M, ante la corrupción, el aborto, la defensa de su lengua y su historia… ¿Qué nos puede sorprender?... ¿La crisis económica? ¿La crisis de unidad nacional? ¿La crisis del humanismo cristiano? ¿La crisis de valores?...  
Nada puede asombrarnos después de treinta y cinco años de Gobiernos españoles con la Corona a la cabeza, acobardados todos y uno por edecanes díscolos. Casi cuatro décadas llevan los distintos Gobiernos españoles con la Corona a la cabeza alimentando el triste, cruel y oscuro desafío de avariciosos charnegos y fantasiosos fantasmas de iluminados orates. Mala gente, que blanden sutiles armas: xenofobia, lengua, raza, para crear odios, venganzas, rencor entre hermanos. Por unas monedas, por un poco de un efímero poder que gozarán ellos pero perderán sus hijos.             
¡Bah! Unos y otros. Todos. Arribistas que han conseguido ingresar en esta ocupación privilegiada y mal llamada carrera política, por vericuetos insospechados y la mayoría de veces inconfesables. Eso sí, han alcanzado el “chollo” mejor remunerado y de menor responsabilidad del mundo. Lógico: auto constante y desvergonzada retribución, e ignorado compromiso siempre. Sin rendir cuentas. Jamás. Ni ante los hombres ni ante Dios.
Mientras tanto, nosotros vivimos aterrorizados. Nos insultan lo separatistas; nos amenazan los moros; nos matan los de ETA; nos roban los impuestos; nos enseñan las uñas los de la hipoteca; nos asustan con la lista del paro; nos secuestran a nuestros hijos en las aulas; nos aconsejan la eutanasia y nos restan esperanzas; nos ofrecen aborto y nos niegan la vida; nos imponen leyes y se olvidan de la justicia; nos quitan el Crucifijo y cuelgan sus repugnantes fotos; nos hablan de libertad y nos prohíben pensar, ser, la paz. Nos venden democracia y nos dan una papeleta marcada y una urna con doble fondo.

Saludos y gracias por su atención.

5 comentarios:

Wolfson dijo...

Toposteo vuelve a su ser. Vive Dios que me alegro un montón.

Herep dijo...

Ese es el problema. Nada puede sorprendernos.

Pero eso no quita que las pataletas de niño chico se conviertan en serios problemas cuando éste alcanza la edad adolescente. Los nacionalistas llevan mucho tiempo mamando de la teta estatal, y se han hecho hombres.

Ahora, una simple regañina no sirve de nada. Hay que pasar al bofetón correctivo.

Un saludo, Toposteo.

CURRO dijo...

Plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas

CARLOSCC REBUZNOMETRO dijo...

Esto ha llegado a un punto que la única solución que hay es que alguien pegue de una santa vez un puñetazo en la mesa y acabe con todo este cachondeo.
Lo primero que se debe hacer es cambiar urgentemente la ley electoral para evitar que los nacionalistas tengan ningún poder de decisión en la política nacional.
Como no se haga en esta legislatura España se encamina irremisiblemente a su autodestrucción como Nación.
Felicidades por tu entrada.
Un abrazo.

Geppetto dijo...

La indignidad impregna España, nada se salva, del Rey para abajo todo es tragar y mirar para otro lado
Y ni por esas evitaran la bronca que se avecina.
http://lapoliticadegeppetto.blogspot.com.es/