sábado, 12 de marzo de 2011

CRISIS, LIMÓN, AZUCAR


Partiendo de la nada alcancé las mas altas cimas de la miseria. (Groucho Marx) 

Me he hecho mayor de crisis en crisis; la manida frase, “hay que apretarse el cinturón” ya la oía en la TV en blanco y negro de Arias Navarro. ¿Y qué? Tú a trabajar, a pagar y a callar. Heroico camarada conforme con el sino que te marcan y banderas al viento. Se me han pasado los años entre De la Rosas, Albertos, Bárcenas y Chaves & Chaves y un largo etcétera. ¿Y qué? Tú a trabajar, a pagar y a callar. Sin pasarte, sin equivocarte, sin descanso; en paz con la “olla grande”, con la hipoteca y con el padre de Aido que trabaja en la Diputación. Ejemplar ciudadano resignado con el destino que te escriben, sin bandera y de dueño el viento.

Lo espeluznante, lo vejatorio, lo desesperante, es que no existen visos de un posible encauzamiento por caminos de honradez, justicia, humanidad y libertad. Antes, por el contrario, seguiréis aumentándoos, con prisa y sin pausa vuestros holgadísimos latisueldos, exigiendo al cargo el coche más caro, mejor blindado y más ridículamente tuneado, tirando de VISA negra y mulata y de todos los colores que os salga de las pelotas, con cargo al Erario, al imbécil que os vota, SIC (bis) y a la comisión del 3% institucionalizada.

Y parece que siempre será así…

En síntesis: esclavo, plebeyo, súbdito, masa, ciudadano, pueblo soberano, productores, trabajadores, asalariados, “agentes sociales”, llámales como te dé la gana…, el problema siempre; solos y en su conjunto.

Capitalistas, jerarcas, políticos, mafias, sectas, logias, llámales como quieras…, sin problemas nunca; ni juntos, ni uno por uno.

Pero, naturalmente también sabéis, que para que vuestras “torres del homenaje” permanezcan firmes en el tiempo, indefinidamente, sin fecha de caducidad, os interesa que la “cosa” funcione. Así que no hagáis más el canelo, dejad de joder la marrana, e intentar si sabéis y os queda algo de dignidad en vuestras almas, de poner los medios precisos para que la masa, (la de Gasset y la actual) viva contenta, cómoda y entregada a sus estudios, trabajos y quehaceres, que sólo de ahí nacerá tecnología, ciencia, inventos y descubrimientos…, para todos. Para vuestro bien, y el de toda esta santa esclavitud. No seáis zoquetes.

Todo parasito necesita de receptor. No se puede ser tirano, sin lacayos, cuídalos, mímalos.

Saludos y gracias a todos.

1 comentario:

Elena dijo...

El problema es la ausencia total de honor en "nuestros" políticos. No se enseña en la escuelas ni en las familias. Tampoco el esfuerzo, ni la honradez, ni la dignidad.

Pero al menos que nos cuiden a los huéspedes, que si no, no sé cómo van a poder vivir de nosotros.
Saludos Toposteo