lunes, 14 de noviembre de 2011

EL DÍA 20, DÍA DE FERIA





¡¡Qué jartura!! Que diríamos por estas tierras. Creo que todos estamos extenuados, empachados de tanta política adúltera y de tanto político rufián. En la calle, en el autobús, en el bar, por todo lugar y sitio se puede constatar que estamos hasta la coronilla de tanta usura y tantos usureros, de tantos millones de dineros repartidos por esos mundos de Dios entre tan pocos y de tan escasos resultados. De tanta deuda, de tanto déficit, de tanto rescate. De tantos miserables perversos y de tanta cándida miseria. De tantísima corrupción económica… de la historia, de valores, de religiones, de civilizaciones, de educación y de educadores. De tanto relativismo y de un mundo materialista e inicuo, tan vulgar como putrefacto, superpuesto y anclado, por escarnio de los eternos depredadores al concebido por el Padre Eterno.
Sin embargo, existe un cierto aire de fiesta y optimismo en el ambiente. No me pregunten por qué, pero hay alegría, e impaciencia porque llegue el día de las elecciones. Inaudito, pero cierto. La gente no escarmentamos. Los desengaños, las mentiras, las desvergüenzas, el despotismo, los abusos, las mordidas, la constante y fraudulenta sangría al Erario; el baile sobre las tumbas de nuestras víctimas del terrorismo; la parcelación de España; los cinco millones de parados; los miles de cientos de desahucios; el hambre famélica…  y un largo etcétera que no escribo, por no hacerme monótono, estamos dispuestos a echárnoslos a la espalda sin tan siquiera oír el propósito de enmienda, para acudir raudos a las urnas y dejar allí nuestro salvoconducto del día, y que espirará irremediable su último aliento al siguiente . Una vez más. Dispuestos a dar árnica a los que han hecho de la democracia el timo del tocomocho, con el voto  como gancho, y de la acción participativa la víctima. Dispuestos a la amnistía de todos, y poner en la bola de cristal nuestra ilusión, nuestra buena voluntad, y demostrar una vez más que nosotros siempre cumplimos. Aunque estemos curtidos a traiciones, seguimos esperando.
Sí señor. A pesar de todo, casi todo el mundo parece estar a la espera del próximo día 20 como si fuese a desprenderse de una inmensa pena, como si fuese a poner fin a una dolorosa frustración, como si el advenimiento de la paz tras una dolorosa y sangrienta guerra, estuviera a punto de llegar. O quizás precisamente por eso: porque quieren, queremos todos olvidarnos de los últimos siete años de una guerra camuflada en la demagogia, donde físicamente se ha matado a niños en las entrañas de sus madres, donde psíquicamente se ha confundido a los críos en las escuelas, donde los jóvenes la única empresa que conocen es el INEM, donde los padres deambulan perdidos entre la hipoteca y los mil euros,  siempre en precario, cabizbajos y callados. De una guerra solapada, enmascarada que ha disparado reproches, venganzas, e injusticias y ha causado millones de muertos, sino sobre las cunetas, sí sobre el sofás de sus casas, frente al hipnótico televisor. Aún queda esperanza. La de volver a empezar, la de volver a confiar. Posiblemente sea la del cambio. ¡Ojalá!
Saludos y gracias por su atención.

4 comentarios:

Wolfson dijo...

Y los políticos y periodistas cursis y relamidos, lo titularán pomposamente:

"La Fiesta de la Democracia"

Cuando no son sino las exequias por nuestra soberanía secuestrada.

Zorrete dijo...

Todo el mundo esta harto y deseando que llegue el 20, en parte debe ser por verles el careto cuando salgan a la tribuna los que durante siete años no hicieron otra cosa que robar, hundirnos y hacer el gili, mosqueando a la gente con tontunas y rompiendo la concordia que había. Salvo los nacionalistas, los demás podíamos vivir sin mas pajarracas y desmemorias históricas. A la vuelta del curro (mejor o peor), tus cañitas en el bar con los amigos y unos cigarrillos antes de ir a casa etc., todo maldades y gilipolleces. ¿Como no va a tener la gente un aire un tanto festivo?. Lo veo comprensible. Solo la blandengeria de los Marianos y Arriolos empañan la perspectiva de cambio necesaria.
Saluditos.

Old Nick dijo...

¿Por Qué Será, Que a La Gente Sólo la Mueves, Cuando se TRata de Algún Cuento ENGAÑOSO?
¡Mira que al FelipeX, Se Tardaron 13 Años de Mierdas para "ECHARLO" y Sólo por Una Insignificante Diferencia de Apenas 400.000 Votos!
¡Una de Tres,Amigo Toposteo!
-O Esta Feria Acaba con los TRILEROS, CARTERISTAS Y ALGÚN QUE OTRO "NAVAJERO ASESINO",
-O Seguiremos TRagando Porquería e IMPUNE LEGALIDAD, Un Día sí y Otro También,
-O Se Llegará a un PASTICHE, GANE QUIEN GANE, PARA QUE COMO DECÍA el Novelista Giusseppe Di Lampedusa en su GATOPARDO,"DSPUES DE "UNA REVOLUCIÓN APARENTE", NADA CAMBIE EN EL FONDO"...
Que es Por la Que Yo Apuesto, A LA VISTA DE LA MIERDA IMPERANTE Y MANTENIDA...
Un Cordial Saludo
un Brindis por LO QUE DEBIERA SER
Y ME TEMO QUE "NO SERÁ"
y
¡¡RIAU RIAU!!

Herep dijo...

Y todos los españoles contentos como monas de feria porque el día 20N nos van a dejar metetr un papelito en una urna... como si fuera a importar mucho qué se vota y a quién se vota.

Ahora, por lo que se ve, le va a tocar la poltrona a los del PP... y, dentro de unos años, otra vez al PSOE, siguiendo este juego de niños (e intereses) en el que se ha convertido la Democracia española.

Esperemos que la Crisis se carge el teatro y, de una vez por todas, veamos un cambio real.

Un abrazo.